Cabecera

19 de abril de 2014

Suscripciones RSS y newsletter
Buscar:
Cine de ciencia ficción americana de los años 50, parte I

Introducción rápida.
Índice de invasores alienígenos y otros visitantes de otros mundos
Por Rubén Risco Fidalgo (Morkai)
(23/11/2006)

A lo largo de los años, el cine de ciencia ficción ha dado numerosas aportaciones al imaginario colectivo: esencias extraterrestres empeñadas en conquistar la tierra, ataques de platillos voladores, hombrecillos verdes con enormes cabezas y armas futuristas, criaturas de todos los colores y de todos los tamaños, y un sinfín más de placeres que nos han acompañado durante noches enteras. Pero es sin duda en la década de los cincuenta donde el cine de ciencia ficción cosechó sus éxitos más fructíferos, destacando sobre todo las producciones estadounidenses, que aunque realmente escasas de recursos económicos, aportaron un riquísimo capital de escenas insospechadas y momentos inolvidables, en filmes considerados en su mayoría obras maestras de auténtico culto para todo aficionado que se precie.

Empezamos nuestra reseña con el clásico Ultimátum a la tierra (The Day the Earth Stood Still, 1951), de Robert Wise, considerada una de las mejores obras de ciencia ficción de todos los tiempos. La inmortal frase pronunciada por el alienígena Klaatu “ Klaatu barada nikto”, es hoy en día una especie de contraseña entre todo aficionado, usada como guiño en otras producciones como: “El retorno del Jedi” (Return of the Jedi, 1983, de Richard Marquand) y “El ejército de las tinieblas” (Army of Darkness, 1992, de Sam Raimi). Película de fuerte mensaje pacifista a contracorriente de lo que solía estilar en el cine de la época, en ella el alienígena Klaatu, junto a su perspicaz robot Gort, hacen su aparición en la Tierra con el fin de establecer el orden y acabar con las guerras; sin embargo, reciben una hostil bienvenida que culmina con el asesinato de Klaatu, la furia de Gort y la posterior resurrección de Klaatu, en plan Mesías salvador.

Sin duda una severa crítica moral a la sociedad de la época, que también se puede observar en El ser del planeta X (The man from planet X, 1951), de Edgar G. Ulmer. rodada con un ínfimo presupuesto, en tan sólo 6 días y utilizando los decorados sobrantes de “Juana de Arco” (Joan of Arc, 1948, de Victor Fleming). Aún y todo, ésta película logró obtener su merecido reconocimiento. Un extraño visitante, viene a la tierra pidiendo ayuda para su planeta, el cual está a punto de extinguirse debido a la congelación; sin embargo, los habitantes de nuestro queridísimo planeta azul le vuelven a recibir a batacazo limpio, como suele ocurrir siempre.

Cambiando el signo de las intenciones de los extraterrestres, era más usual su representación como metáfora del bloque comunista y amenaza invasora nada sutil de la que defenderse. El mismo año del film de Ulmer apareció otro interesante film: El enigma de otro mundo (The Thing… from Another World, 1951), de Christian Nyby, basada en una historia creada por John W. Campbell titulada Who goes there? y publicada en 1938 por su revista Astounding Science Fiction. Es una de las pioneras dentro del cine de invasiones extraterrestres. En una base polar en mitad del ártico, unos militares descubren un platillo volador sepultado por el hielo, rescatando de su interior a su piloto, un humanoide gigantesco de origen vegetal, que despertando de su letargo, acaba uno a uno con los miembros de la Base. En 1982, John Carpenter dirigió su remake “La cosa” (The Thing).

Para no abandonar un hilo cronológico, vamos a desviarnos un poco del subgénero de extraterrestres para hablar de la para mí magistral (y no es provocación) Mesa of Lost Women (1952), de Hervert Tevos, donde los supervivientes de un accidente de avión en un desierto mejicano, van a parar a manos del “mad doctor” de turno, el doctor Araya (Jackie Coogan), el cual experimenta con enanos cabezones y mujeres-araña con poderes telepáticos.

Y ahora sí, volvemos a los marcianos, aunque lo hagamos con el aburrimiento con Red Planet Mars (1952), de Harry Horner, típica producción de invasiones sin ninguna trascendencia. Afortunadamente con la aparición estelar de La guerra de los mundos (War of the Worlds, 1953), de Byron Haskin (basada en la famosa novela de H. G. Wells, publicada en 1898), se consolida definitivamente este ingenioso subgénero tan dado a la parábola. Esta vez estamos ante la película por excelencia, típica de lo que a una invasión en toda regla se refiere. Un gran meteorito es el principio de una tremenda invasión, planeada por las hordas alienígenas contra la humanidad. A partir de ahí, los platillos voladores tomarán la tierra sin que aparentemente la humanidad tenga forma de defenderse, el resto… es ya historia… “La guerra de los mundos” contó con el mayor presupuesto que había tenido nunca una película de ciencia-ficción, 2 millones de dólares, y obtuvo un Oscar por los efectos especiales, siendo diseñados los originales platillos por Albert Nozaki.

1953 fue un año plagado de aportaciones, como Cat Women of the Moon (1953), de Arthur Hilton, rodada en 3-D. Los primeros expedicionarios en la luna descubren una civilización pre-románica de apuestas mujeres gato, empeñadas (cómo no) en conquistar nuestro débil planeta. Existe un remake llamado Missile to the Moon (1958, de Richard E. Cunha), bastante inédito y curioso.

Invasores de Marte (Invaders from Mars, 1953), de William Cameron Menzies, vuelve a poner la guinda al pastel. Un gigantesco platillo volador aterriza detrás de una colina, bajo los atónitos ojos de un niño al que nadie cree. Posteriormente, todos los habitantes del pueblo van siendo convertidos en miméticos “zombies” al servicio de la gran esencia marciana (cabezón y pulposo). Tobe Hooper realizó un remake, en 1986, tan bueno como el original.

It Came from Outer Space (Llegó del más allá) (1953), de Jack Arnold, fue una talentosa producción de la Universal, llevada por uno de los más grandes maestros del cine fantástico. Basada en el relato de Ray Bradbury, The Meteor, una nave extraterrestre se estrella en la Tierra necesitando urgente ayuda; a partir de ahí lo de siempre: los alienígenas suplantan a los humanos y…

Robot monster (1953), de Phil Tucker: Estamos ante uno de los extraterrestres más patéticos e infantiles con los que cuenta el cine de ciencia-ficción. Un actor disfrazado con un traje de gorila, una cabeza de buzo y unas antenas de televisión, todo ello realmente cutre, que sin embargo se ha convertido en un carismático personaje a través de los años, fue uno de los muchos factores por los que “Robot monster” ha sido considerada una de las peores películas de la historia. El extraterrestre Ro-man, con su rayo calcinador, extermina a la humanidad sin motivo alguno, siendo los únicos supervivientes unos ineptos que, gracias a un suero extraño, son inmunes a los ataques de Ro-man. Para colmo, el final es sólo una pesadilla de un niño fanático de la ciencia ficción. Hay que reconocer que esta película, aparte de cutre, es mala de hasta la saciedad, pero aún así tiene su encanto.

Ray Harryhausen, uno de los mejores creadores de efectos especiales de todos los tiempos, diseñó la prehistórica criatura de El monstruo de tiempos remotos (The beast from 20.000 fathoms, 1953), de Eugene Lourie, con el típico dinosaurio en hibernación descubierto por científicos ávidos de fama, los cuales no pueden evitar que éste cause algunos estragos de serie B por toda la ciudad. No era por lo tanto un ser de otro mundo, pero sí de otro tiempo, y además, siempre apetece mencionar una película tan buena.

Los británicos también quisieron aportar su pequeño granito de arena. Fruto de ello es Devil Girl from Mars (1954), de David Mc.Donald. La exuberante alienígena Naya junto a su adorable mascotita, un robot de 3 metros, naturales del mismísimo Marte, aterrizan en la tierra con el fin de secuestrar vigorosos varones terrícolas para perpetuar su especie. Todo ello por una extraña guerra entre varones y hembras, donde, evidentemente, ellas salieron victoriosas (glup!). Cabe destacar la magnífica interpretación de Patricia Laffan en el papel de Naya, tan seria como si se hubiese tragado un limón.

Me voy a volver a cargar la homogeneidad de temática, aunque no tanto, para hablar de otro extraño en la Tierra aunque no extraterreste. Tenemos ante nosotros a uno de los personajes más carismáticos de la Universal, nada más y nada menos que a la criatura de la Laguna Negra, aparecida por primera vez en La mujer y el monstruo (Creature from the Black Lagoon, 1954), de, otra vez, el maestro Jack Arnold: un entrañable anfibio con cuerpo humanoide que habita en lo más profundo de la amazónica Laguna Negra, a donde van a parar los empalagosos científicos de turno, entre los que se encuentra Julia Adams, la media naranja de la criaturita (aunque ella no esté deacuerdo, la muy petarda). La otredad de la criatura aúna las corrientes más clásicas de monstruo a lo años treinta con las nuevas tendencias en bichos y marcianos. En 1955 se rodó su secuela Revenge of the Creature (dirigida también por Jack Arnold) y en 1956 una tercera parte, The Creature Walks Among us (ahora a cargo de John Sherwood).

No sólo los seres de otros planetas invadieron la pantalla, otras invasiones extrañas igual de típicas de la época fueron las de bichos gigantes, hijos aberrantes de la radiación atómica, como en el caso de Them! La humanidad en peligro (Them, 1954), de Gordon Douglas, donde unas hormigas mutantes, de gigantescas proporciones, asolan la región causando desastres varios.

Los japoneses no quisieron ser menos, además ellos tenían buenos motivos para temer la bomba, y presentaron a su saurio particular, nada más y nada menos que el archiconocido Godzilla, cuya primera película fue Japón bajo el terror del monstruo (Gojira, 1954), de Inoshiro Honda, y que ha protagonizado, junto a sus “colegas”, infinidad de películas a las que no me remito por evidentes cuestiones de espacio.

La productora Universal volvió a hacer hincapié en el terreno de la ciencia ficción, con la sin igual Regreso a la Tierra (This Island Earth, 1955), de Joseph Newman. Los repetidos ataques por parte de los crueles Zahgons a los indefensos habitantes de Metaluna, hacen que éstos busquen la ayuda de un grupo de científicos terrestres para reconstruir el escudo de uranio que protege su planeta. Una vez en Metaluna, los científicos conocen al increíble mutante de dos cerebros (interpretado por Eddie Parker, mítico personaje que ha marcado todo un hito dentro del género), el cual los quiere degustar para el postre, salvándose de sus garras gracias a la intervención de otro buen personaje: el arrogante Exidor. “This Island Earth” estaba basada en la historia corta de Raymond F. Jones titulada The Alien Machine, publicada en 1947 en Thrilling Wonder Stories.

De nuevo animales mutados gigantescos: De las profundidades marítimas, nuevamente a manos del mago de los efectos especiales Ray Harryhausen, aparece la tentacular It Came from Beneath the Sea (Surgió del fondo del mar) (1955), de Robert Gordon, con un pulpo gigante, inspirado en el viejo Kraken de la mitología, vulnerable a la electricidad.

Los británicos de la magistral casa Hammer, ya habían explorado ligeramente el campo de la ciencia ficción con Four–Sided Triangle y Spaceways, ambas dirigidas por Terence Fisher en 1953, aunque su éxito más notorio lo consiguieron con El experimento del Dr. Quatermass (The Quatermass Xperiment, 1955), de Val Guest, y sus posteriores secuelas, adaptación del mítico serial del 53, creado por Nigel Kneale para la BBC, con criaturas alienígenas del espacio exterior causantes de repugnantes mutaciones en las personas que parasitan.

En 1956 aparecieron otros muchos interesantes filmes, como The Beast with a Million Eyes (1956), de David Kramarsky y Roger Corman. Nos ofrece un monstruo incorpóreo del espacio exterior, capaz de apoderarse de las débiles mentes terrícolas para conseguir su objetivo. A lo largo de todo el film, la criatura telépata brilla por su ausencia, apareciendo únicamente al final, bajo la apariencia de una patética marioneta, creada por Paul Blaisdell.

Hablando de criaturas patéticas, aquí tenemos al “cabeza cono” de gomaespuma y cartón piedra más infame de todos los tiempos; se trata del alienígena venusiano de It Conquered the World (Conquistaron el mundo) (1956) de Roger Corman, obra de Paul Blaisdell, creador de otros bicharracos como el de The beast with a million eyes, bajo las instrucciones del mismísimo Corman. Esta vez, el susodicho villano emisario de Venus viene a la tierra con la misma misión de siempre: apoderarse de ella para convertirla en su nueva morada. Curiosamente existe un remake titulado Zontar, the Thing from Venus (1966, de Larry Buchanan), que a saber de donde habrá salido.

Otro pequeño clásico de éste mismo año, es sin duda: La invasión de los ladrones de cuerpos (Invasión of the Body Snatchers, 1956), de Don Siegel, en la que unas vainas del espacio exterior duplican los cuerpos de los humanos mientras éstos duermen, suplantando a los especimenes de la Tierra para crear la típica horda de extraterrestres con caracteres zómbicos listos para la invasión (ya lo sabes, desconfía del vecino). Cuenta con varios remakes, destacando sobre todo La invasión de los ultracuerpos (Invasión of the Body Snatchers,1979), de Philip Kaufman.

En este mismo año, Edwar. D. Wood. Jr, dirige la que se ha considerado la peor película de todos los tiempos; se trata de Plan 9 from Outer Space (1956). Aun siendo considerada la peor película de la historia, ha logrado precisamente por ello convertirse en objeto de culto para todo aficionado a la ciencia-ficción. En este caso, el argumento carece por completo de ninguna importancia, limitándose a recrear, una vez más, la típica invasión alienígena de principios de los 50. Esta vez los invasores crean el famoso "plan 9", que consiste en utilizar a los muertos como mano ejecutora, creando así un variopinto grupo formado por 3 individuos: la carismática Vampira (que parece un jarrón etrusco), el luchador Tor Jonson (con cara de pocas luces) y nuestro entrañable Bela Lugosi, el cual falleció poco antes de rodar el film, por lo que sólo aparece en secuencias previamente rodadas en un cementerio, para un proyecto que nunca llegó a ver la luz: Tomb of the Vampire. Tom Mason sustituyó a Lugosi oculto hasta las narices tras una capa, en un patético y frustrado intento de hacerse pasar por nuestro queridísimo actor húngaro (R.I.P.).

Con un amplio presupuesto de 1.000.000 $ y maravillosa escenografía, el director Fred. M. Wilcox, dirige: Planeta prohibido (Forbidden Planet,1956). Corre el año 2200; una expedición espacial aterriza en el planeta Altair-4, habitado únicamente por el Dr. Morbius, su bellísima hija Altaira y el robot "Robby" (protagonista a su vez de otras películas), los cuales son los únicos supervivientes de los ataques del alienígena invisible Krell (auténtica esencia de devastación). Allen Adler, creó la historia original titulada Known as Fatal Planet basándose en la obra de Shakespeare “La tempestad”. El film fue nominado al oscar por los efectos especiales, obra del animador de la factoría Disney Joshua Meador. “Planeta prohibido” ha servido de fuente de inspiración a muchos otros filmes, entre ellos, la popular serie televisiva de Star trek.

Una vez más, la Universal produce un nuevo film, demostrándonos otra vez a todos los espectadores de lo que puede ser capaz. El film en cuestión, no es otro que The mole people (1956), dirigido por Virgil Vogel. El Dr. Bentley y un grupo de arqueólogos estudian las ruinas sumerias de un antiguo templo en lo alto de una montaña del continente asiático; de repente, una terrible sacudida derrumba todo el edificio, siendo la única vía de escape los laberínticos túneles del subsuelo del templo, donde habitan el temible pueblo topo, gobernado por el alto sacerdote Elinu. Gran similitud con las criaturas de grandes manos y caracteres insectoides de este film, la tienen los morlocks de “El tiempo en sus manos” (The Time Machine, 1960, de George Pal) y las semiprehistóricas criaturas de The slime people (1963, de Robert Hutton), ambos habitantes del subsuelo.

Escrita y dirigida por Cy Roth, Fire Maidens from Outer Space (1956) nos ofrece una interesante criatura proveniente de la decimotercera luna de Júpiter, de forma humanoide con cabeza de bestia. No puedo decir mucho más de esta extraña producción bastante inédita y difícil de conseguir, ya que no he tenido la oportunidad de verla; sin embargo, tengo entendido que no se trata de ninguna maravilla, tal vez la dificultad de conseguirla la haga por ello más apetecible.

Basada en el guión de Ismael Rodríguez, Robert Hill y Carlos Orellana, los directores Edward Nassour e Ismael Rodríguez, dirigen la curiosa The Beast of Hollow Mountain (1956), con un increíble tiranosaurio mexicano como protagonista. Los efectos especiales corren a manos de Willis O'Brien, (“El mundo perdido”, King Kong…).

Edward l. Cahn dirige The She Creature (1956), estrenada en España como El monstruo hembra. Bajo los efectos de la hipnosis por parte del Dr. Lombardi, Andrea rememora su más cruel vida pasada en la que era un anfibio prehistórico. El poder hipnótico del Dr. Lombardi hace que Andrea, bajo el terrible aspecto del monstruo-hembra, acabe con las vidas de todos aquellos que no creyeron en el poder del Dr. Lombardi. The She Creature nos ofrece una criatura espectacular bastante curiosa que ya ha pasado a formar parte de nuestra galería del horror. Hubo un remake no oficial titulado Creature of Destruction (1968, otra vez de Larry Buchanan como el de “It Conquered the World”; este imitador comienza a resultar oscuramente atractivo), prácticamente imposible de conseguir.

Realmente impresionante y atmosférica, aunque más orientada al terror que a la ciencia ficción, la magistral La noche del Demonio (Curse of the Demon, 1957), dirigida por Jacques Tourneur, se basa en la historia corta de M. R. James titulada Casting the Runes y publicada en More Ghosts Stories of an Antiquary (1911); M.R.James escribió más de 30 magníficas historias sobre fantasmas y demonios. Recomiendo ésta película tanto a seguidores de c. ficción como a seguidores del terror más tradicional. Lo que en esta película podemos encontrar va más allá del satanismo, la brujería y los viejos grimorios, éste es un film repleto de buenos momentos, atmósferas mórbidas y una criatura que hará las delicias de muchos aficionados. También contiene un mensaje oculto fácil de descifrar.

Volvemos una vez más con el mago de los FX, Ray Harryhausen, y otra de sus espectaculares criaturas, nada más y nada menos que el alienígena Ymir, natural del mismo Venus en esta magnífica obra de Nathan Juran: 20 Million Miles to Earth (1957) Una nave espacial regresa de Venus cargando el huevo de un espécimen allí encontrado. La nave sufre un incidente y cae en las aguas italianas del pueblecito de Gerra, donde un niño se hace con el huevo; éste es llevado al zoo y estudiado por el Dr. Leonardo, el cual descubre una terrible criatura que día a día va adquiriendo un tamaño más monstruoso. Ymir escapa del zoo (sin antes enfrentarse con un agresivo elefante) y va a parar a las ruinas del coliseo romano donde es abatido a base de misiles. Curiosamente, el nombre de Ymir no aparece mencionando en ninguna de las secuencias del film; viene del título que se le iba a dar previamente a la película: The Giant Ymir, historia creada por Harryhausen y Charlott Knight.

¿Crees que has ya tienes bastante? Pues esto no ha hecho más que empezar. Continuará.


Trailers

Ultimatum a la Tierra (The Day the Earth Stood Still, 1951, de Robert Wise)




El ser del planeta X (The Man from Planet X, 1951, de Edgar G. Ulmer)




El enigma de otro mundo (The Thing... from Another World, 1951, de Howard Hawks / Christian Nyby) +
It Came from Outer Space (Llegó del más allá) (1953, de Jack Arnold)



La guerra de los mundos (The War of the Worlds, 1953, de Byron Haskin) +
Cuando los mundos chocan (When Worlds Collide, 1951, de Rudolph Mate)




Invasores de Marte (Invaders from Mars, 1953, de William Cameron Menzies)




Robot Monster (1953, de Phil Tucker)




El monstruo de tiempos remotos (The beast from 20.000 fathoms, 1953, de Eugene Lourie)




La mujer y el monstruo (The Creature from the Black Lagoon, 1954, de Jack Arnold)




Them! La humanidad en peligro (Them!, 1954, de Gordon Douglas)




Regreso a la Tierra (This Island Earth, 1955, de Joseph Newmann)




La invasión de los ladrones de cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, 1956, de Don Siegel)




Planeta prohibido (Forbidden Planet, 1956, de Fred McLeod Wilcox)




20 Millions Miles to Earth (1957, de Nathan Juran)

Cine de ciencia ficción americana de los años 50, parte I

Filmografía.
Ciencia ficción USA años 50

1950 Atom Man versus Superman (de Spencer Gordon Bennet)
1950 Cohete K-1 (Rocketship X-M, de Kurt Neumann)
1950 Con destino a la Luna (Destination Moon, de Irving Pichel)
1950 The Flying Saucer (de Mikel Conrad)
1951 Captain Video (de Spencer Gordon Bennett)
1951 Cuando los mundos chocan (When Worlds Collide, de Rudolph Maté)
1951 El enigma de otro mundo (The Thing... from Another World, de Howard Hawks / Christian Nyby)
1951 Five (de Arch Oboler)
1951 Flight to Mars (de Lesley Selander)
1951 Ultimatum a la Tierra (The Day the Earth Stood Still, de Robert Wise)
1951 Flying Disc Man from Mars (de Frec C. Brannon)
1951 La isla misteriosa (Mysterious Island, de Spencer Gordon Bennet)
1951 Lost Continent (de Samuel Newfield)
1951 El ser del planeta X (The Man from Planet X, de Edgar G. Ulmer)
1951 Superman and the Mole Men (de Lee Sholem)
1951 Unknown World (de Terrell O. Morse)
1951 The Whip Hand (de William Cameron Menzies)
1952 Bela Lugosi Meets a Brooklyn Gorilla (de William Beaudine)
1952 Captive Women (de Stuart Gilmore)
1952 Invasion USA (de Alfred E. Green)
1952 Radar Men from the Moon (de Fred Brannon)
1952 Red Planet Mars (de Harry Horner)
1952 Untamed Women (de W. Merle Connell)
1952 Zombies of the Stratosphere (de Fred C. Brannon)
1953 Cat-Women of the Moon (La mujeres gato de la Luna) (de Arthur Hilton)
1953 The Colossus of New York (de Eugene Lourie)
1953 Donovan's Brain (de Felix Feist)
1953 La guerra de los mundos (War of the Worlds, de Byron Haskin)
1953 Invasores de Marte (Invaders from Mars, de William Cameron Menzies)
1953 It came from Outer Space (Llegó del más allá) (de Jack Arnold)
1953 Killer Ape (de Spencer Gordon Bennet)
1953 The Lost Planet (de Spencer Gordon Bennet)
1953 The Magnetic Monster (de Curt Siodmak)
1953 The Maze (de William Cameron Menzies)
1953 Mesa of Lost Women (de Herbert Tevos)
1953 El monstruo de tiempos remotos (The Beast from 20.000 Fathoms, de Eugene Lourie)
1953 The Neanderthal Man (de E. A. Dupont)
1953 Phantom from Space (de W. Lee Wilder)
1953 Project Moonbase (de Richard Talmadge)
1953 Robot Monster (de Phil Tucker)
1953 The Twonky (de Arch Oboler)
1954 The Atomic Kid (de Leslie H. Martinson)
1954 Devil Girl from Mars (de David Mc.Donald)
1954 Fuera del planeta (The Rocket Man, de Oscar Rudolph)
1954 Gog (de Herbert L. Strock)
1954 Invasores de otros mundos (Target Earth, de Sherman A. Rose)
1954 Killers from Space (de W. Lee Wilder)
1954 The Monster from the Ocean Floor (de Wyott Ordung)
1954 La mujer y el monstruo (Creature from the Black Lagoon, de Jack Arnold)
1954 Riders to the Stars (de Richard Carlson)
1954 The Snow Crature (de W. Lee Wilder)
1954 Them! La humanidad en peligro (Them!, de Gordon Douglas)
1954 Tobor the Great (de Lee Sholem)
1954 Veinte mil leguas de viaje submarino (20.000 Leagues Under the Sea, de Richard Fleischer)
1955 The Beast with 1.000.000 Eyes (de David Kramarsky)
1955 La conquista del espacio (Conquest of Space, de Byron Haskin)
1955 The Creature with the Atom Brain (de Edward L. Cahn)
1955 It Came from Beneath the Sea (Surgió del fondo del mar) (de Robert Gordon)
1955 King Dinosaur (de Bert I. Gordon)
1955 Regreso a la Tierra (This Island Earth, de Joseph Newman)
1955 Revenge of the Creature (de Jack Arnold)
1955 Tarantula (de Jack Arnold)
1956 Attack of the Crab Monsters (de Roger Corman)
1956 La bestia de la montaña / El monstruo de la montaña hueca (Beast of Hollow Mountain, de Edward Nassour / Ismael Rodríguez)
1956 The Black Sleep (de Reginald LeBorg)
1956 Bride of the Monster (de Edward D. Wood Jr.)
1956 Conquistaron el mundo (It Conquered the World, de Roger Corman)
1956 The Creature Walks Among Us (de John Sherwood)
1956 The Day the World Ended (de Roger Corman)
1956 Emisario del otro mundo (Not of this Earth, de Roger Corman)
1956 The Indestructible Man (de Jack Pollexfen)
1956 La invasión de los ladrones de cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, de Don Siegel)
1956 Man Beast (de Jerry Warren)
1956 The Mole People (de Virgil Vogel)
1956 Mundo sin fin (World Without End, de Edward Bernds)
1956 The Phantom from 10.000 Leagues (de Dan Milner)
1956 Planeta prohibido (Forbidden Planet, de Fred McLeod Wilcox)
1956 Plan 9 from Outer Space (de Edward D. Wood Jr.)
1956 La Tierra contra los platillos volantes (Earth versus the Fying Saucers, de Fred F. Sears)
1957 20 Million Miles to Earth (de Nathan Juran)
1957 The 27th Day (de William Asher)
1957 The Beginning of the End (de Bert I. Gordon)
1957 The Black Scorpion (de Edward Ludwig)
1957 El cerebro del planeta Arous (The Brain from Planet Arous, de Nathan Hertz)
1957 The Cyclops (de Bert I. Gordon)
1957 The Deadly Mantis (de Nathan Juran)
1957 From Hell It Came (de Dan Milner)
1957 The Giant Claw (de Fred S. Sears)
1957 El gigante ataca (The Amazing Colossal Man, de Bert I. Gordon)
1957 El increible hombre menguante (The Incredible Shrinking Man, de Jack Arnold)
1957 La invasión de los hombres del espacio (Invasion of the Saucer-Men, de Edward L. Cahn)
1957 Invisible Boy (de Herman Hoffman)
1957 Kronos (de Kurt Neumann)
1957 The Man Who Turned to Stone (de Leslie Kardos)
1957 The Monolith Monsters (de John Sherwood)
1957 The Monster that Challenged the World (de Arnold Laven)
1957 The Night the World Exploded (de Fred F. Sears)
1957 She Devil (de Kurt Neumann)
1957 Teenage Monster (de Jacques Marquette)
1957 The Unearthly (de Brooke L. Peters)
1957 The Unknown Terror (de Charles Marquis Warren)
1957 Voodoo Woman (de Edward L. Cahn)
1957 Yo fui un Frankenstein adolescente (I was a Teenage Frankenstein, de Herbert L. Strock)
1957 Yo fui un hombre lobo adolescente (I was a Teenage Werewolf, de Gene Fowler Jr)
1958 La araña / La Tierra contra la araña (Earth versus the Spider, de Bert I. Gordon)
1958 The Astounding She-Monster (de Ronnie Ashcroft)
1958 Attack of the Puppet People (de Bert I. Gordon)
1958 El ataque de la mujer de los 50 pies (Attack of the 50 Foot Woman, de Nathan Hertz)
1958 The Blob (de Irvin S. Yeaworth)
1958 De la Tierra a la Luna (From the Earth to the Moon, de Byron Haskin)
1958 Devoradores de cerebros (The Brain Eaters, de Bruno DeSota)
1958 The Flame Barrier (de Paul Landres)
1958 Frankenstein 1970 (de Howard W. Koch)
1958 La guerra de la bestia gigante (War of the Colossal Beast, de Bert I. Gordon)
1958 Giant from the Unknown (de Richard E. Cunha)
1958 The Lost Missile (de Lester William Berke)
1958 Me casé con un monstruo del espacio exterior (I Married a Monster from Outer Space, de Gene Fowler)
1958 Missile to the Moon (de Richard Cunha)
1958 The Monster from Green Hell (de Kenneth G. Crane)
1958 The Monster of Piedras Blancas (de Irvin Berwick)
1958 Monster on the Campus (de Jack Arnold)
1958 La mosca (The Fly, de Kurt Neumann)
1958 Most Dangerous Man Alive (de Allan Dwan)
1958 Queen from Outer Space (de Edward Bernds)
1958 The Space Children (de Jack Arnold)
1958 The Space Master X-7 (de Edward Bernds)
1958 El terror del más allá (It! The Terror from Beyond Space, de Edward L. Cahn)
1958 Terror from the Year 5000 (de Robert J. Gurney Jr.)
1958 War of the Satellites (de Roger Corman)
1958 Yo fui un cavernícola adolescente (Teenage Caveman, de Roger Corman)
1959 The 30 Foot Bride of Candy Rock (de Sidney Miller)
1959 4D Man (de Irwin Yeaworth)
1959 The Alligator People (de Roy del Ruth)
1959 Attack of the Giant Leeches (de Bernard L. Kowalski)
1959 The Brain That Wouldn't Die (de Joseph Green)
1959 The Cosmic Man (de Herbert Greene)
1959 The Giant Gila Monster (de Ray Kellogg)
1959 Hideous Sun Demon (de Robert Clarke)
1959 La hora final (On the Beach, de Stanley Kramer)
1959 Invasores invisibles (Invisible Invaders, de Edward L. Cahn)
1959 The Killer Shrews (de Ray Kellogg)
1959 El regreso de la mosca (Return of the Fly, de Edward L. Bernds)
1959 Teenagers from Outer Space (de Tom Graeff)
1959 Viaje al centro de la Tierra (Journey to the Center of Earth, de Henry Levin)
1959 The World, the Flesh and the Devil (de Ranald MacDougall)


Fotos
Ultimatum a la Tierra (The Day the Earth Stood Still, de Robert Wise)
El enigma de otro mundo (The Thing... from Another World, de Howard Hawks / Cristian Nyby)
Red Planet Mars (de Harry Horner)
La guerra de los mundos (War of the Worlds, de Byron Haskin)
Cat-Women on the Moon (de Arthur Hilton)
Missile to the Moon (de Richard E. Cunha)
Invasores de Marte (Invaders from Mars, de William Cameron Menzies)
It Cames from Outer Space (de Jack Arnold)
Robot Monster (de Phil Tucker)
El monstruo de tiempos remotos (The Beast from 20000 Fathoms, de Eugene Lourie)
Devils Girls from Mars (de David Mc.Donald)
La mujer y el monstruo (The Creature from the Black Lagoon, 1954, de Jack Arnold)
Them! La humanidad en peligro (Them!, de Gordon Douglas)
Regreso a la Tierra (This Island Earth, de Joseph Newman)
It Cames from Beneath the Sea (de Robert Gordon)
La invasión de los ladrones de cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, de Don Siegel)

 

Revista Fantastique. Los contenidos son propiedad de sus autores; todos los derechos reservados